Ya no estamos para trabajar en saco y corbata


fto.jpg

Las nuevas generaciones son artífices de grandes cambios en un mercado laboral de ideas y procedimientos antiguos y monótonos. La forma de trabajar en distintas empresas – grandes o pequeñas – está cambiando, partiendo desde el grado de control sobre el personal al pasar a un tipo de trabajo más flexible. Está comprobado que si el empleador trabaja a gusto, entonces la productividad aumentará dado que su grado de compromiso será mayor.

Algo que muy pocas empresas aun no cambian es la vestimenta de trabajo y esto aún no lo entiendo, como si la productividad y eficiencia fuera de la mano con la formalidad y seriedad; un concepto totalmente erróneo. Definitivamente las grandes ideas no necesariamente vienen acompañado del saco y la corbata o el pantalón y la camisa; creo que la probabilidad es mayor si vienen de un jean, un polo y unas converse por ejemplo.

Tenemos casos muy simples y exitosos como Zuckerberg, Steve Jobs o el mismo Google, que nos hace preguntar: ¿Es necesario un código de vestimenta? ¿Puede que una vestimenta haga menos seria a una empresa en estos tiempos?. Desde mi punto de vista, si deben de existir parámetros mínimos para la vestimenta pero uno no debe exigir un código. Caso muy distinto es si se trata un personal de ventas que si debe dar cara a un cliente. No estoy a favor de un uniforme, pero si un código de vestimenta distinto al de back office. ¿Por qué un empleado que no tiene contacto o cara con el cliente debe vestir formal? No es mejor que trabaje de una manera cómoda, utilizando el estilo de vestimenta de un día a día.

Tampoco es positivo para las empresas tener una vestimenta formal y los viernes tener una casual dado que ya se presta a que el empleado tenga una relajación extrema, ya que el ánimo se interpreta como day off.

Si trabajas o lideras una empresa, piensa y dale vueltas la idea de poder trabajar de una manera más casual sobre la formalidad y lo cuadriculado que son las empresas que se han quedado con estas ideas antiguas.

Anuncios

Acerca de Pachini

Comunicador de la U.Lima. Publicidad & Marketing. Coolhunter & Creativo. La mente es como un paracaídas, solo funciona cuando se abre.

Publicado el 08/03/2017 en Articulos y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: