Archivos Mensuales: marzo 2017

Spotify, víctima de su propio modelo de negocio

 

spotify-640x300Hace no más de 2 meses que comencé a usar Spotify, si un poco tarde, pero para mí fue como encontrar el paraíso de la música con un solo click y tan solo a 18 soles mensuales.

Dentro de Spotify puedes encontrar el mundo entero de la música y a tu disposición las 24 horas, los 7 días de la semana sin necesidad de descargar los temas a tu celular. Esto te permite no agotar tu memoria dentro de tu smartphone y también abrirlo desde cualquier dispositivo: desktop, web, tablet o celular.

Además, la guerra de los celulares ha beneficiado a todos los usuarios de los servicios de streaming, entre ellos Spotify. Hoy en día las tres principales marcas de telefonía (Movistar, Claro y Entel) te ofrecen ilimitado de Spotify o en todo caso te han duplicado los megas de tu plan, lo cual créeme que te sobrará para tu consumo habitual del mes. No contar con publicidad junto con todos los beneficios antes mencionados es un perfecto motivo para tener una cuenta premium por S/18.

Ahora, este es el pensamiento desde el punto de vista del usuario pero el modelo de negocio de Spotify no es tan perfecto como parece. La empresa sueca acumuló ingresos por USD 2,200 millones durante el último año, siendo un aumento de 80% que supera al 45% del 2014. Pero la otra cara de la moneda es una pérdida neta que subió a 7%, representando USD 192 millones. El gran problema de Spotify son los gastos en regalías, junto con los gastos administrativos que están invirtiendo para enfrentar a nuevos competidores como Apple Music. Solo el pago de los regalías a las productoras discográficas, ascendió en 2015 a 1.633 millones de euros, lo que supone un 84 % del total de los ingresos de la compañía. Todo parece apuntar que mientras más usuarios y mayor consumo de música online, mayores serán las regalías para las disqueras.

¿Podrá sobrevivir Spotify o será víctima de su propio modelo de negocio?.

Ya no estamos para trabajar en saco y corbata

fto.jpg

Las nuevas generaciones son artífices de grandes cambios en un mercado laboral de ideas y procedimientos antiguos y monótonos. La forma de trabajar en distintas empresas – grandes o pequeñas – está cambiando, partiendo desde el grado de control sobre el personal al pasar a un tipo de trabajo más flexible. Está comprobado que si el empleador trabaja a gusto, entonces la productividad aumentará dado que su grado de compromiso será mayor.

Algo que muy pocas empresas aun no cambian es la vestimenta de trabajo y esto aún no lo entiendo, como si la productividad y eficiencia fuera de la mano con la formalidad y seriedad; un concepto totalmente erróneo. Definitivamente las grandes ideas no necesariamente vienen acompañado del saco y la corbata o el pantalón y la camisa; creo que la probabilidad es mayor si vienen de un jean, un polo y unas converse por ejemplo.

Tenemos casos muy simples y exitosos como Zuckerberg, Steve Jobs o el mismo Google, que nos hace preguntar: ¿Es necesario un código de vestimenta? ¿Puede que una vestimenta haga menos seria a una empresa en estos tiempos?. Desde mi punto de vista, si deben de existir parámetros mínimos para la vestimenta pero uno no debe exigir un código. Caso muy distinto es si se trata un personal de ventas que si debe dar cara a un cliente. No estoy a favor de un uniforme, pero si un código de vestimenta distinto al de back office. ¿Por qué un empleado que no tiene contacto o cara con el cliente debe vestir formal? No es mejor que trabaje de una manera cómoda, utilizando el estilo de vestimenta de un día a día.

Tampoco es positivo para las empresas tener una vestimenta formal y los viernes tener una casual dado que ya se presta a que el empleado tenga una relajación extrema, ya que el ánimo se interpreta como day off.

Si trabajas o lideras una empresa, piensa y dale vueltas la idea de poder trabajar de una manera más casual sobre la formalidad y lo cuadriculado que son las empresas que se han quedado con estas ideas antiguas.

Creando valor de marca a través del contenido

coke-content-marketing-640x300

Este 2017 trae consigo nuevas tendencias de comunicación para las marcas y tu negocio no puede quedarse atrás usando un marketing antiguo. Desde hace ya varios años las marcas dejaron de hablar solo a través de spots de televisión, avisos de revista y paneles en la vía pública. El idioma cambió dado que los consumidores hemos evolucionado y lo que ahora buscamos es contenido relevante que nos sirva en nuestro día a día. Cuando hablamos de contenido, nos referimos a que lo que la marca comunique tiene que estar ligado con los valores y personalidad del negocio en el que se desenvuelven.

Una de las marcas que viene trabajando sobre esta tendencia, y fue prácticamente pionera, es Coca Cola. A través de su Coca Cola Content 2020 que fue lanzado hace ya varios años, la marca de la felicidad plantea su estrategia basada en el contenido para los siguientes años.

En primer lugar, menciona que su estrategia pasará de un Contenido Creativo a un Contenido por Excelencia. ¿Qué significa esto? Lo que busca Coca Cola es crear ideas que sean lo suficientemente contagiosas y virales, de modo tal que trasciendan y no se puedan controlar, lo cual Coca Cola lo llama Contenido Líquido. Por lo tanto, lo que hacen es crear conversaciones a través de sus marcas que junten los intereses del negocio, sus marcas y sus consumidores.

Hoy en día, nadie tiene autoridad ni exclusividad sobre las ideas, más aún cuando vivimos en un entorno rodeado por tecnología 24/7. Existen muchas historias en Internet que la marca busca seguir cultivando junto con las demás marcas de la compañía. Existe una cultura de la información on demand. Para ello es necesario desarrollar relaciones directas con compañías de tecnología que al igual que tu marca busquen simplificar la vida a los consumidores, todo ello a través de historias dinámicas que deben mantenerse conectadas.

Por último, la marca recomienda asumir el modelo 70/20/10 en el contenido, en donde el 70 representa desarrollo de contenido de riesgo bajo, del cual solo debe consumir el 50% de los recursos de tiempo. En el 20% está la innovación y el 10% está el contenido de alto riesgo, que son ideas totalmente nuevas que luego se convertirán en el 20 y mañana en el 70.

La mejor manera de alimentarte es de las conversaciones de tus usuarios y sabiendo que es lo que están hablando para poder saber cómo comunicarte con ellos.

A %d blogueros les gusta esto: